Acompáñame a Bao Kitchen

diciembre 22, 2018

¡Hola creadores! ¿Como les está yendo? Espero que muy bien, no puedo creer lo cerca que estamos de las fiestas e, inevitablemente, de un año nuevo. ¿No les da un poco de melancolía? Porque a mi sí, me suele pasar. Pero hoy les traigo una entrada muy apetitosa (porque si, ¡es de comida!). Hace tiempo que seguía a Bao Kitchen en Facebook y casi todos los días me aparecían fotos de sus platillos en el Inicio. Cada vez despertaba más mi curiosidad (y mi hambre) porque es comida taiwanesa y, llegado un día, me anime a contactarlos. Por el tema de la universidad tuve que posponer todo, pero el sábado pasado me tome un descanso y decidí visitar el lugar.



Bao Kitchen

 San Martín 960, CABA*
 Lunes a sábados - 11:30 a 21:30 hs
  $$ - Moderado


*Pronto sucursal en Recoleta

¡Muchísimas gracias a Bao Kitchen por haber colaborado con el blog! 
→ Pueden conocer la historia del restaurante aquí (léanla, es muy linda ♥)

Recuerdo que apenas entré al lugar me encontré con alguien del personal y le pregunté por Meilin, la dueña del restaurante, ¡y resultó que era ella! Nos dijo que eligiéramos una mesa y nos sentamos en una contra la pared. Sin exagerar, ¡que cómodas que eran esas sillas! ¿No les ha pasado que van a un restaurante y las sillas son muy duras? Bueno, estas tenían relleno y eran realmente agradables. Lo primero que uno piensa al ver alrededor es que todo está muy pulcro, bien iluminado (soy bastante mala con las fotos, pero si las ven pueden notar que salieron bastante bien gracias a la iluminación), y muy tranquilo. Da esa la sensación de calidez que uno tiene cuando está en su propia casa. 

Ya sé, ya sé, quieren ver la comida. Pero, les advierto, mejor que hayan comido antes o van a tener que colocarse un babero, porque la comida está para chuparse los dedos.

En muchos restaurantes te dan alguna cosa antes de que te sirvan los platos. En este caso nos dieron pan con un puré de zanahoria. Me sorprendí al probarlo porque pensé que sería un puré típico, pero en realidad es puré de pickles de zanahorias. Dado que me gustan los pickles, me encantó.



Lo primero que comí es el Gua Bao, que es una comida super tradicional de Taiwán y que puede tener diferentes rellenos, sin embargo, todos poseen algo en común: el pan cocido al vapor. Apenas uno lo toca cree que está tocando las nubes porque es esponjoso y suave. El que pedimos fue el de bondiola (había también de panceta, por ejemplo). En un solo mordisco hay diferentes sabores y texturas: agridulce (por los pickles) y salado (por la bondiola), suave (del pan) y crujiente (maní). La cantidad de carne es perfecta para el tamaño del pan. Si van al restaurante, ¡es un must try!

Luego pedimos una Sopa de fideos con pollo. Los fideos son gruesos, posee tres fetas de pollo y está acompañado por lo que supuse que era espinaca y un poco de ají. La sopa es riquísima y liviana. Como no soy partidaria de la comida picante, en un momento sentí que estaba en llamas porque mordí uno de los pedacitos de ají, pero sacando eso me encantó la sencillez del plato.

Y, acá tenemos el último plato salado, pero no por eso menos importante: el Lurou Fan. Este fue mi preferido. Como en todos los platos, la presentación está muy cuidada. Por una parte está el repollo, luego la panceta y el arroz, junto con cebolla de verdeo. La panceta suele tener bastante grasa y por alguna razón esperaba que estuviese como gomosa, ¡pero me sorprendió muchísimo al notar que estaba muy suave! El repollo esta sumergido en una salsa dulce y contrasta muy bien con el resto de los ingredientes. La combinación es perfecta. Es uno de mis platos asiáticos preferidos hasta el momento. Lo recomiendo de acá a la luna.

Dado que el día se estaba tornando un poco caluroso, terminamos con un Fruit Pop de BananaLo mejor es que se nota que el sabor no es artificial y que realmente usan la fruta para realizarlos. Ideal para días de calor al ser refrescante. 


Como pueden notar, la comida es de muy buena calidad y, como les comenté antes, cuidan mucho la presentación. El servicio es lo que hace a Bao Kitchen especial: Meilin se acerca a los comensales para despejar dudas. Pero no solo eso, ¡puede hablar diferentes idiomas! Todo el personal es muy amable. Sin dudas, volveré para probar más cosas y conocer un poco más de Taiwán. 

Y, antes de cerrar la entrada, los invito a conocer un poco sobre Falun Dafa, una disciplina milenaria china de la Escuela Buda para cultivar y reflexionar cuerpo, mente y espíritu. Mucha gente en China es perseguida por practicarlo. 

¿Han probado comida taiwanesa? Si lo hicieron, ¿tienen algún platillo para recomendarme? Y, si no lo hicieron, ¿les gustaría hacerlo?
Nos vemos prontillo

You Might Also Like

6 comentarios

  1. Esta entrada me ha aportado bastante!!
    besitos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! No he probado la comida Taiwanesa pero me gustaría mucho, ¡qué pinta tiene todo!
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola chicos! Espero que puedas probarla, dale una oportunidad, no te arrepentirás!
      Saludos

      Eliminar
  3. Hola!!!! Ya se me antojaron varios platillos, ya subí a mi blog la entrada de la Actividad Navideña. Besos

    ResponderEliminar

¡Comenta! Tus opiniones y sugerencias son cosas que ayudan a crecer al blog ♥
Recuerda que si deseas que nos sigamos mutuamente, está la entrada de Seamos Seguidores para ello. Si comentas en otra entrada se considerará spam, por lo tanto, será eliminado

Entradas populares

¡Mi página de FB!